Mediación Familiar

La mediación familiar es un sistema de resolución de conflictos a que llegan las partes en un ambiente que favorece el entendimiento, ayudadas por un tercero imparcial llamado mediador familiar. 

Leer más

Mediación Penal

En la mediación penal, víctima e infractor, a través de un proceso de diálogo y comunicación confidencial, conducido y dirigido por un mediador imparcial, se reconocen capacidad para participar en la resolución del conflicto derivado del delito.

Leer más

Mediación Empresarial

Permite a las empresas resolver sus conflictos tanto internos como en relación a otros organismos públicos y privados por vías no litigiosas, preservando la confidencialidad, las relaciones comerciales y la calidad de las relaciones laborales.

Leer más

La Mediación a tu alcance..

Nuestros Compromisos

Cursos

La AMCG apuesta por la formación continua de todos sus integrantes por lo que con regularidad realizan eventos y cursos.

Contacto

Nunca ha sido tan fácil acudir a la Mediación. Puedes ponerte en contacto con nosotros por teléfono, e-mail o acudiendo a nuestra sede.

ESTADISTICAS

Contamos con un sistema interno de estadística y control, para evaluar todos los procesos de mediación en los que participa la AMCG.

CITAS

Programamos las citas para comenzar con la mediación a los pocos días de recibir tu solicitud.

PROFESIONALES

Ponemos a tu disposición mediadores cualificados y que acuden constantemente a cursos y/o conferencias.

Solución

Porque creemos que hay otro medio de resolución de los conflictos, estamos convencidos que tu problema tiene solución.

Descárgate nuestro dossier

¿Quieres conocernos mejor? ¿Quieres saber todos nuestros servicios? ¿Quieres formar parte de la AMCG? ¿Buscas un mediador para tu problema?

Descárgate nuestro dossier y siéntete más cerca de la AMCG.

Descargarlo Ahora

Sabemos que tu problema tiene solución..

La mediación es un método para solucionar conflictos. Se trata de una vía voluntaria, de modo que la solución o el acuerdo al que se llega debe ser aceptada libremente por ambas partes. Es un proceso más rápido que el arbitraje y, a diferencia de este, no tiene valor ejecutivo, sino de acuerdo alcanzado entre las partes involucradas.